La conciliación laboral y familiar es complicada hoy en día. El verano, con casi tres meses de vacaciones escolares, y las vacaciones de Navidad, Semana Santa, Semana Blanca o Carnaval hacen que este tema sea un auténtico dolor de cabeza para padres que están en proceso de divorcio.

La forma más común de repartir las vacaciones es por mitad, es decir, los niños pasan la mitad de las vacaciones con cada progenitor. Quién elige qué mitad se suele resolver estableciendo que la madre elija primero los años pares y el padre los impares. Aunque se puede acordar otros criterios de reparto.

Esto que puede parecer de sentido común da lugar a unos conflictos terribles, porque muchos padres no conciben que el tiempo con sus hijos además de ser un derecho también debe ser entendido como una responsabilidad para con el otro progenitor, que también tiene derecho a organizar su tiempo sin los hijos. Los padres deben saber que el incumplimiento reiterado del régimen vacacional les expone a que un juez estime una demanda de modificación de medidas sobre los hijos presentada por el otro progenitor, llegando incluso a poder modificar la guardia y custodia sobre los niños.

Existen otros puntos de conflicto en el tema de las vacaciones, por ejemplo:   que los niños estén con el progenitor con el que habitualmente no vivan, en caso de que no haya una custodia compartida, no supone que se extinga la obligación de abonar la pensión de alimentos, ya que esta obligación se mantiene los doce meses del año.

Otro conflicto que vemos a menudo es que el reparto de vacaciones tampoco faculta a ningún progenitor a salir del territorio nacional con los niños menores salvo que el propio convenio regulador prevea expresamente esta posibilidad. En caso contrario, se debería solicitar el consentimiento expreso del otro padre o madre o, en su caso, autorización judicial para ello.

Estos son algunos ejemplos que vemos en nuestra práctica diaria, pero cada situación y cliente es diferente. Si tienes alguna duda sobre tu situación concreta, mándanos tu consulta a través de nuestro formulario y te contestaremos sin compromiso, o si lo prefieres llámanos. Estaremos encantados de atenderte.